VA TOMANDO FORMA


A pesar de haber jugado dos amistosos hasta el día de la fecha, con un resultado adverso en ambos partidos, poco a poco el plantel del Rejunte F.C. se va adaptando a un nuevo sistema de juego.

En el amistoso del día de hoy, se pudo ver en acción al flamante y por ahora único refuerzo matufio, Joaco Álvarez, cumpliendo una destacada labor en el mediocampo, armando juego y aportando mucho en ofensiva. La multitud de hinchas chantillys que se acercaron al predio citybellense donde entrena su equipo favorito pudieron deleitarse con algunos lujos de este buen jugador, que de a poco empieza a cumplir con las expectativas que fue generando desde que se anunció su incorporación.

Por otro lado, ante la falta de TODOS los defensores del equipo, Franquito Brichetti se paró como stopper por derecha, dejando una grata impresión, y quizás ganándose el derecho a sorprender a más de uno cuando dentro de unos meses se conforme la lista de buena fe del torneo, ocupando la única plaza libre que le queda al equipo.

 

Mientras tanto, seguiremos acompañando al Rejunte en esta dura pretemporada.

UNA NUEVA ILUSIÓN


En el día de la fecha se pone en marcha la pretemporada oficial del club de tus amores. En un equipo con jugadores que aún no tienen la continuidad asegurada, ya se sumó el flamante refuerzo Joaquín Álvarez, de reconocida trayectoria, que le dará seguramente al Rejunte ese órden que le falta, para conseguir el ascenso a primera división en el torneo que comenzará seguramente promediando el mes de agosto.

El encuentro de hoy será contra un combinado armado por el querído Julian “Pocho” Devita, amigo de la institución matufia, en el que jugarán otros jugadores amigos como el gran Nachito, Franco, Roma, Cache y Juancito, y con la aparición estelar de Daniel padre.

En este día tan especial, cuando se renuevan las esperanzas y el hambre de gloria, el sitio oficial matufio le desea una gran pretemporada al equipo que despierta pasión en toda la ciudad, al equipo del pueblo, recordándole que si estamos unidos, vamos a llegar lejos en este torneo que se aproxima poco a poco.

Estadísticas Primera Fase del Torneo


Partidos Jugados

Calificaciones Promedio

Goles

ARTE MARCIAL: El Rejunte a Cuartos de Final!


En la jornada de hoy se disputó la última fecha de la fase de grupos del Torneo de Exalumnos. El Rejunte necesitaba ganar para no depender de otros resultados… pero a pesar de toda la garra y el esfuerzo que los jugadores pusieron hasta que el referí (terrible hijo de puta que terminó el partido antes) pitó el final del encuentro, no pudieron alzarse con la victoria y empataron 1 a 1. Ahora todo dependía de lo que ocurriese en el encuentro que disputarían a las 12 la 2005 A vs. la 1990, debiendo terminar éste en cualquier resultado que no fuera victoria para los primeros. Y así fue. En un encuentro peleadísimo y lleno de emociones, la 1990 se consagró por 2 a 1, dejando sin chances a la 2005 A y dándole la clasificación a cuartos de final al equipo matufio.

1 x 1

Pablo (7): Empezó con algo de inseguridad pero en cuanto lo exigieron mostro caracter y firmeza cual máquina de misterio en el momento cúlmine de la persecusión o pointer en plena salida

Tino (7,50): Lo mejor se vió cuando empezó a jugar de volante por izquierda. Ayudó a sacar al equipo del fondo con mucha garra.

Toto (7,50): Muy firme atrás, prolijo partido de la marea negra.

Guido (7): A pesar de contrastar con el Toto, no contrastó con su actuación, cumpliendo una correctísima labor.

Nacho (8): Mucha ida y vuelta. Muy buen partido de Nachito, que sigue demostrando que es uno de los jugadores más desequilibrantes del Rejunte.

Danny (8): Muy buen partido de Danny. El hecho de tener un jugador adelante lo ayudó a encontrar su lugar en la cancha, con más tranquilidad y orden.

Mono (7): Buen partido de Mono. No desentonó en defensa y tuvo un par en ataque. A pesar de que el gol rival llegara tras el rebote de un despeje suyo, no hay nada para criticarle.

Bocha (7): Se ubicó en la posición de enganche y sorprendió para bien. Juntó las líneas del mediocampo y del ataque y colaboró con el juego asociado.

Harry (7,50): Fue siempre la referencia en ataque. Se asoció bien con quien le tocó tener al lado y no se achicó ante los golpes de los defensores contrarios.

Perey (8.50): Entró y marcó la diferencia con su velocidad. A pesar de estar cansado, sobre el final del segundo tiempo, marcó el gol del empate para el Rejunte.

Alejo (7): Entró con el equipo adelantado y mantuvo el orden en la línea de fondo. No se complicó

Arrúa (6,99): Ingresó sobre el final, y a diferencia de los partidos anteriores, mostró actitud y coraje. A pesar de seguir teniendo un balde en la cabeza, esta vez lo uso como casco para combatir a los malvados rivales muajajajaja (?)

Marcial Gomila (10): PARTIDAZO del NUEVO IDOLO del Rejunte F.C. En el primer tiempo conectó de manera exquisita un corner para poner el 1 a 0 en favor de la 1990, y con el partido muriéndose en el complemento, recibió un pelotazo, y de una distancia astronómica marcó el 2 a 1 definitivo con un cañonazo que dejó vibrando el travesaño por varias horas, para que los jugadores del Rejunte F.C. que habían permanecido en el establecimiento observando el partido, deliraran al son de su buen fútbol. El 10 devolvió tanto apoyo dedicándonos el segundo gol, convirtiéndose así en el idolo indiscutido de la institución matufio-chantilly.

La Fotógrafa OFICIAL y EXCLUSIVA del Rejunte F.C. pudó capturar con su cámara el momento en que finalizó el encuentro que catapultó a Marci a la fama, junto con los integrantes de la delegación saiyan.


Mañana se juega la clasificación a Cuartos de Final


Mañana a las 9 a.m. el Rejunte F.C. disputará el último partido de la fase inicial contra la promoción 1984.

Considerando que una victoria asegura su lugar en cuartos, el conjunto chantilly saldrá a la cancha con el objetivo de ganar a como de lugar, sabiendo que con un empate o una derrota deberá esperar otros resultados para determinar su suerte.

El Sitio Oficial alienta desde algún lugar del espacio, esperando que ni Godzilla ni Godzooky atenten contra él esta vez.

 

VAMOS MATUFIOS!

Para el olvido


En el día de la fecha, se disputó el encuentro ante la 2010B. El match, uno de esos que por diccionario se pueden definir como “PARTIDO DE MIERDA”  finalizó por 7 a 1 a favor de los rivales.

Como NO TENGO GANAS de escribir ningún puto análisis del partido, y NOS COMIMOS TANTOS GOLES que no me los acuerdo todos exactamente, me limito a escribir las calificaciones individuales, y se van todos a la puta que los parió.

-En la próxima fecha el Rejunte estará enfrentándose a la 1984, en un partido que determinará su clasificación a los cuartos de final. Como la 2005 A perdió su partido de hoy, el conjunto matufio sigue dependiendo de sí mismo, y ganando el domingo que viene no tendrá que estar pendiente de ningún otro resultado-

1 x 1

Pablo (2): Espantosa actuación del goalkeeper. No mostró dudas en ninguna pelota: era indiscutible el hecho de que varios goles fueron por su culpa. Mostró irresponsabilidad desde el momento en que entró al campo de juego vistiendo una camiseta de color similar a la de su equipo. Igualmente es sexy.

Tino (4): En el primer tiempo empezó siendo de lo mejorcito de la defensa, salvándole las papas a sus compañeros. En el complemento, se mimetizó con los demás jugadores y cometió muchos errores.

Toto (3): Desconocido el mariscal. Desconcentrado y perdido, parecía engualichado por una fuerza extraña que le impedía jugar bien.

Guido (3,50): El peor partido de Guido desde que juega en este club. Lo superaron varias veces, y quedó pagando cada vez que intentó hacer un pase, sea con el pie o con las manos desde los saques de banda.

Mono (5): Empezó animándose más, lanzándose al ataque cada vez que podía. Con el correr de los minutos cayó en el mismo pozo que el resto del equipo.

Danny (4): Muy perdido en la mitad de la cancha, nunca pudo anticiparse a sus rivales, y a pesar de correr mucho, jamás pudo desplegar ni una cuota de su juego.

Nacho (5): Bien en ataque: corrió mucho y demostró actitud en el primer tiempo con el balón en su poder. En defensa, en cambio, pecó de dormilón como el resto del equipo. Sobre el final del partido su figura ya se había desdibujado completamente.

Gordo (6,50): Pobre Gordo, peleó solito y solo contra la adversidad. Demostró actitud y garra en las pelotas que disputó. Sin embargo, a pesar de ser delantero, el juego colectivo del equipo hizo que pasara a jugar de una especie de doble cinco adelantado, que es donde mejor está rindiendo. Sobre el final del juego, convirtió un gol mentiroso, ya que pateó al arco pensando que el partido había finalizado: todo mérito suyo, la matufia la lleva en la sangre.

Harry (5): Empezó asociándose bien por derecha con Mono, pero luego se lo notó perdido y nunca pudo hacer valer su talento. Le perjudicó mucho el hecho de que el mediocampo nunca pudiera mantener la posesión del balón.

Joaquín (4,50): Entró por Mono pero no pudo manejar el balón con claridad. Al no encontrar compañeros que se le acercasen, intentaba hacer una de más, y la terminaba perdiendo.

Alejo (3): Entró en el segundo tiempo en reemplazo de Guido. Cometió los mismos errores que el resto de la defensa.

Perey (6): Ingresó algunos minutos que le bastaron para demostrar garra y corazón. A pesar de su pequeño físico, puso el cuerpo en cada pelota e intentó verticalizar el juego del Rejunte.

Bocha (5,50): Ingresó sobre el final y jugó pocos minutos. Metió ganas y lucha ante los rivales, y salvo un cabezazo que desvió tras un corner, no tuvo ninguna otra chance clara.

Arrúa (9): No ingresó ni un minuto, pero estuvo allí, por lo tanto, aparece en la planilla de la vergüenza donde dice 7 – 1. Nunca dejó de contagiar su poca fe desde fuera del campo.

Mau (10): Excelente decisión de Mau de no estar. Quedó eximido de las criticas en mayor medida que Arrúa.

Ganó, gustó y goleó


En una jornada para el recuerdo, el Rejunte F.C. consiguió su primera victoria en el presente torneo (venía un empate y dos derrotas) con un aplastante triunfo por 5 a 1 ante la 1995.

El partido empezó trabado. El Rejunte salió a la cancha con el viento en contra a aguantar el cero en su arco y tuvo éxito. Con un Toto implacable en defensa que sacó todo lo que le caía cerca, no tuvo mayores complicaciones para lograr su objetivo parcial. Mientras tanto, en ataque, Nacho la pisaba, corría y manejaba el balón a su antojo por la izquierda, y el Gordo bajaba a ayudar aguantando la pelota.

En el segundo tiempo, el Rejunte salió definitivamente con otra mentalidad, a buscar el partido. Tras una jugada confusa, en la que los rivales quedaron reclamando un supuesto penal, Harry recibió un pelotazo y encaró al arco. Bocha arrastró la marca a la izquierda, y Harry definió con tranquilidad luego de un rebote en el arquero. Gol y desahogo chantilly. Contra de pizarrón (?).

Pocos minutos más tarde, Danny capturó una pelota en mitad de cancha y envió un potente disparo que se coló por debajo del portero. Salió a gritarlo como el Diego en el 86 más o menos.

La 1995 se desesperó, y empezó a correr para todos lados. Los Matufios siguieron con tranquilidad y Tino, ejecutó un tiro libre al area, que se metió en el ángulo izquierdo del golero. Partido liquidado hubiese dicho Walter Nelson.

En un ataque de la 1995, llegó el descuento. Un delantero rival desbordó por izquierda, quedando solo frente a Pablo, que no pudo hacer nada para contener el remate. 3-1.

El cuarto gol llegó por medio del Gordo, que por fin empezó a pagar con goles el alto costo que tuvo su contratación (?). Harry desbordó por la derecha, y le envió un excelente pase al pie, y con un lindo remate aumentó el marcador.

Finalmente, el quinto gol llegó nuevamente por intermedio de Harry, que tras un rebote que dio el arquero luego de un fortísimo remate de Arrúa, empujó el esférico para convertir su 4to gol en el torneo y estar segundo en la tabla de goleadores, llevándose por ahora el premio Balón de Plata.

1 x 1

Pablo (7): No tuvo muchas intervenciones, pero en las que intercedió, lo hizo con categoría. Empezó con algunas dudas a la hora de salir a cortar balones altos, pero en el segundo tiempo su figura se agigantó tapando algunas pelotas claves.

Tino (8): Este jugador sigue demostrando regularidad y compromiso con el equipo. Nunca se complicó y ganó casi siempre. En el segundo tiempo, se sacó la mufa del penal errado en el partido anterior con un muy buen gol de tiro libre.

Toto (9): Impecable tarea del jugador más oscuro del equipo. No le ganaron nunca, y despejó con criterio cada una de las pelotas que llegaba cerca del área. Hizo recordar a Noob Saibot en sus mejores épocas.

Guido (6): Alternó buenas y malas. Por momentos se lo notó desorientado en el campo de juego, y por otros defendió con garra por el andarivel izquierdo.

Mono (6,50): Empezó nervioso y sin poder anticiparse a ninguna jugada. Luego, más calmo, recuperó su timing y cumplió una labor prolija.

Danny (8): Tuvo un muy buen partido en líneas generales. Se lo notó más ordenado y mejor ubicado que en otros partidos. Se animó a pegarle de lejos y tuvo su premio con un gol.

Nacho (8,50): Partidazo del zurdo. Corrió todo lo que no lo hizo el partido anterior, y más. Volvió locos a los jugadores rivales con su ida y vuelta. Por momentos, pecó de individualista, pero nunca en jugadas comprometedoras.

Harry (9): Muy buen partido del goleador del Rejunte. No se complicó nunca, y mandó a guardar las dos que tuvo frente al arco. Colaboró con el equipo cada vez que pudo, y nunca dejó de ser la referencia para la contra rápida.

Gordo (7,50): Empezó haciendo lo que mejor sabe, aguantando la pelota y pivoteando. En el segundo tiempo, tuvo una y estampó un buen gol, demostrando que tiene que animarse más a pegarle al arco y no jugar siempre tan atrasado.

Alejo (7): Defendió con prolijidad e hizo valer su físico a la hora del cuerpo a cuerpo.

Bocha (5,50): Jugó muy pocos minutos, los que le bastaron para abrir la cancha en ataque y tener un par de chances de gol. En un rebote perdió un gol increible mano a mano con el arquero, sin poder conectar correctamente el esférico.

Arrúa (4,50): Se ubicó como 8, siendo superado casi siempre. En el gol del rival, perdió la marca dejando solo al delantero rival. Sobre el final del encuentro, recibió un pase de Tino, ejecutando un potente disparo que el arquero no pudo contener, terminando en el segundo gol de Harry.

El DT: Daniel Brichetti (10): siempre dio indicaciones a sus jugadores y utilizó el tradicional inflador anímico para arengarlos. Nada para recriminarle, solo aplausos para él.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.